Piel atópica ¿cómo prevenir y actuar?

piel atópica

Muchas enfermedades raras están relacionadas con trastornos en la piel, el órgano más grande de nuestro cuerpo. Y aunque tener una piel atópica no puede verse como una de ellas, no deja de ser un problema crónico en la piel que afecta a un 3% de los adultos (aunque en verdad afecta a un 20% de la población siendo la mayoría de los casos bebés y niños).

Se manifiesta en forma de brotes con eccemas, picores muy intensos y extrema sequedad de la piel. Parece ser que su origen es genético, pero se ve muy agravado por otros factores como la contaminación, el frío, el clima seco, una higiene excesiva, el cloro del agua o la falta de hidratación de la piel, entre otros factores ambientales.

¿Cómo sé si es piel atópica?

Es muy importante distinguir entre una piel sensible y una atópica para poder acertar con los cuidados apropiados. Los síntomas pueden ser parecidos pero las reacciones de una piel atópica son mucho más intensas y fuertes. De hecho, el mejor modo de saber si padeces de piel sensible es que los síntomas aparecen tras aplicar algún cosmético, sobre todo en la cara, que empezarán a aparecer molestias, lo mismo antes la exposición a factores ambientales.

¿Cómo tratar y cuidar la piel atópica?

Lamentablemente es una enfermedad que no se puede prevenir y por tanto lo único que podemos hacer es combatir los factores que lo agravan. Hemos aprendido con el paso de los años a controlarla y a aliviar sus molestias: la higiene y la hidratación son los cuidados más importantes:

Las duchas más naturales

Cortas y con el agua poco caliente. A la hora de elegir el gel que sea apto para pieles atópicas, sin jabón y con ingredientes 100% naturales. También es muy importante que los productos que uses sean aptos para piel sensible y atópica que incluyan activos hidratantes y calmantes. No se recomienda es uso de esponjas o cepillas y el secado es mejor realizarlo con toallas de algodón y con suaves toques antes que frotando la piel.

Jabón para pieles sensibles – infantil

Extra de hidratación en la piel

Tu piel necesita mucha más hidratación que cualquier otra. Aplícate diariamente una crema corporal apta para pieles atópicas, que ayude a calmar la piel evitando irritaciones y eccemas. Hay que utilizar cremas humectantes que eviten que se pierda el agua de la piel y que contengan activos muy hidratantes como la manteca de karité. Un truco para aumentar su eficacia es aplicarlas con la piel mojada para que la crema o el aceite retengan la máxima humedad posible.

Crema corporal reafirmante y gel de aloe vera

Limitar los factores desencadenantes e importante NO RASCARSE

No te excedas con la temperatura de la calefacción, eliminar el sudor lo antes posible, cuidado con los baños en la piscina, mejor ir siempre al mar. Lavar la ropa con detergentes suaves y sin perfumes es también otro buen tip a tener en cuenta. Y en el caso, inevitable de un brote podemos usar productos con propiedades calmantes que pueden ayudar a resistir la terrible tentación de rascarnos al aliviar las irritaciones. 

Pomada de herbal
Pomada Herbal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

😍 Neceser Regalo Compras superiores a 50 euros

🚚 Envíos Gratis a partir de 39 euros (Península)

Suscríbete a nuestras novedades

Con tu primer compra

10%

de descuento

Al enviar este formulario estarás aceptando la política de privacidad y dando el consentimiento para la inclusión en nuestra lista de suscripción.

Abrir chat
1
¿Te ayudamos?
Decolores L-V 8:30 a 14:00
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?