Día de la Mujer: ¿Qué es la violencia estética?

violencia estética

En el Día de la Mujer se cobra una gran importancia hablar de eliminar toda violencia física, verbal y psicológica hacia la mujeres, pero existe otra forma de violencia muy silenciosa hacia nosotras y que, por supuesto, tiene que ver con productos de cosmética y de belleza: la violencia estética.

¿Alguna vez habéis sentido esa presión social, como mujeres, de que tenéis que estar delgadas, ir depiladas, que no se os vean las canas y tener que ser siempre jóvenes o con aspecto de serlo? Pues esto es la violencia estética: cualquier presión social que se sufre para alcanzar ciertos cánones de belleza impuestos, aunque esto pueda suponer un riesgo para su salud física y mental.

Quizás puedas pensar que exageramos pero la “presión” por encajar, genera estados de estrés, ansiedad y autoestima. Ya que muchas mujeres son discriminadas por no cumplir con los estereotipos. 

Muchas nos sometemos a dietas estrictas que pueden llevar a enfermedades o trastornos alimenticios. Otras realizamos operaciones de cirugía estética para quitarnos las arrugas, aumentarnos los pechos…

Todas estas acciones estarían bien si las mujeres las hiciésemos con libertad, pero con libertad real. Maquillarnos, depilarnos y operarnos porque nosotras queremos, por voluntad propia, es razonable. Cada una tiene que hacer con su cuerpo lo que considere. Pero esto tiene que ser porque tú quieras, y no para cumplir con tu deber, ni para los demás. Sé cómo quieras ser, eres libre de ello y nadie debería decirte lo contrario.

La violencia estética trata de hacernos mal solo por el mero hecho de ser como somos y expone a las mujeres a riesgos tanto de salud física como mental.

Qué hacer contra la violencia estética

Un ejemplo muy cotidiano y claro para que entendamos en qué consiste la violencia estética es la depilación. A día de hoy son muchas las personas que perciben que una mujer que no está depilada es por una falta de higiene y de cuidado personal. ¿Muchas mujeres nos depilamos por imposición social? Sí, lo hacemos y esto es una muestra de violencia estética. El vello natural es natural tanto en hombres como en mujeres y la depilación muchas veces puede suponer mayor riesgo para la salud que beneficios.

Por ello, depilarse debería de ser un acto de libertad, no algo impuesto. Si quieres depilarte, eres totalmente libre y estás en tu derecho, por lo que no deberías ser juzgada por nadie. Lo mismo si tu decisión es no depilarte.

Belleza natural vs violencia estética

Como empresa de cosméticos naturales no creamos productos con el fin de hacernos cambiar la apariencia, sino para conseguir brillar de manera natural y que tratemos a nuestros cuerpos con el mayor respeto posible adaptándonos a su forma y su ser. 

Porque somos bellas, tengamos la edad que tengamos, pesemos los kilos que pesemos y tengamos la cantidad de vello que tengamos. No hay nada más sano para nosotras que querernos.

Y si usas la estética por placer, maquillándote, depilándote… que sea porque quieres y con productos respetuosos con tu piel. Eres perfecta tal y como eres ♀️.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a nuestras novedades

Con tu primer compra

10%

de descuento

Al enviar este formulario estarás aceptando la política de privacidad y dando el consentimiento para la inclusión en nuestra lista de suscripción.

Abrir chat
1
¿Te ayudamos?
Decolores L-V 8:30 a 14:00
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?