imagen whatsapp contacto

Humectante, emoliente y oclusivo. ¿Cuál es cuál?

¿Te has preguntado alguna vez qué ingrediente es el que hidrata y deja suave tu piel en tu rutina diaria? Humectante, emoliente, oclusivo… son palabras que se usan en el día a día.

En la cosmética estamos rodeados de productos e ingredientes que nos generan muchas incógnitas.

Sobre todo si no conocemos cómo funcionan y qué los hace diferentes.

En el artículo de hoy te hablaremos de la diferencia que existe entre los productos hidratantes que puedes encontrarte en cosmética para que los conozcas en profundidad.

Función barrera, primera línea de defensa de nuestra piel

Humectante

 Si con estos días de frío y viento tienes la piel paliducha…  ¡algo está fallando!

Pero… ¿qué es lo que está pasando?

Las bajas temperaturas producen vasoconstricción.

Los capilares sanguíneos se contraen y llega menos oxígeno y nutrientes a las células epidérmicas. Esto hace que se retrase el recambio epidérmico y se acumulen células muertas en la superficie.

Lo que implica que tu cara tenga un aspecto opaco y gris.

Como consecuencia de esto, la piel está tirante y seca. 

La acumulación de células muertas hace que la grasa de las glándulas sebáceas no alcance bien la superficie para lubricar y nutrir la epidermis.

Estamos ante una alteración de la barrera cutánea, la cual puede repararse si limitamos la pérdida de agua transepidérmica y rehidratar el estrato córneo.

Y es que una barrera cutánea en óptimas condiciones, es una piel que se defiende mejor del entorno que la rodea y se refleja en una piel más luminosa, hidratada y sin imperfecciones.

¿Qué es la función de barrera de la piel y cuál es su objetivo?

En la capa más superficial de la piel, que es la epidermis, nos encontramos el estrato córneo.

Ese es el punto exacto en el que se desarrolla la función barrera de la piel.

Para poder llevar a cabo esta función es necesario que tenga una composición equilibrada de lípidos, agua y proteína, que forman una barrera protectora de la piel:

1º Para evitar la pérdida transepidermica de agua, tenemos que mantener la hidratación en la piel.

2º Para protegerla de una serie de microorganismos, ya sean bacterias, hongos, o de la polución, contaminación, la radiación ultravioleta, que pueden penetrar y que es muy importante tener en cuenta.

Te lo explico con un ejemplo muy sencillo

Imaginemos una casita… con sus paredes suelo y tejado.

Nosotros tenemos que tener nuestro tejado perfectamente construido.

Si las tejas están descolocadas, o el cemento tiene grietas, ya sea en invierno con la calefacción o en verano con el aire acondicionado, ese calor o ese fresquito se nos escaparía

Esto sería en nuestro caso, esa pérdida transepidérmica de agua. Si nuestra piel no está equilibrada… ¡SORPRESA! El agua se evapora.

¿Y qué va a pasar?

Que la radiación solar, la lluvia, agentes externos…  

Pueden penetrar con una mayor facilidad y al final vamos a tener unas condiciones en la piel que no son las que queremos,  una sensibilización de la piel, que va a dar lugar, a dos tipos de dermatitis, una alérgica y otra que es irritante. Vamos a notar picor, escozor, descamación.

¿Qué es la sustancia humectante?

La tipología de productos humectante captanlas moléculas de agua del ambiente y las retienen, como si de Bob Esponja se tratara. Así aumentan el grado de hidratación.

Un ejemplo es el ácido hialurónico, que hidrata y todos lo  pueden utilizar. Existen distintos tipos y cada uno con unas propiedades concretas.

¿Qué son las sustancias emolientes?

Por otro lado, los productos emolientes son aceites, grasas y ceras que controlan el nivel hídrico de la piel y aportan hidratación, suavidad, flexibilidad y elasticidad a la piel.

Algunos ejemplos pueden ser los aceites vegetales jojoba, almendras dulces, albaricoque, coco, ricino, manteca de karité, aguacate, moronga de sésamo, semilla de uva, son emolientes naturales.

¿Qué son las sustancias oclusivas?

Todos los productos que tienen ese punto oclusivo, son los que nos van a ayudar a mantener esa hidratación en la piel.

Crean un film encima de la piel para que las moléculas de agua no se escapen aumentando así la retención de agua.

Porque es importante aportar hidratación, pero también mantenerla.

Y ahora… ¿Cómo puedes introducir los humectante, emolientes y los oclusivos en tu día a día?

Por norma general, los cosméticos, cremas y sérums no suelen ser únicamente de un tipo de hidratante, sino que contienen ingredientes de las tres categorías.

Esto ocurre para optimizar la reducción del TEWL y mantener hidratada tu piel de la mejor manera posible.

Para añadirlos a tu rutina de manera natural, nuestra recomendación es que utilices productos que contengan los 3 tipos directamente y así no tener que utilizar diferentes hidratantes por separado.

Como por ejemplo, nuestras cremas faciales.

Pero, antes de que te marches, cuéntanos, ¿ahora vas a echarle un vistazo a tus cremas hidratantes para descubrir si tiene humectantes, emolientes u oclusivos? 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestras novedades

Con tu primer compra

10%

de descuento

Al enviar este formulario estarás aceptando la política de privacidad y dando el consentimiento para la inclusión en nuestra lista de suscripción.