Sal Rosa del Himalaya

Sal Rosa del Himalaya 1Kg

 

La sal del Himalaya es una alternativa natural, más pura a la sal tradicional.

Se puede utilizar también para aliviar algunos problemas de salud y cutáneos.

Sal rosa del Himalaya 1kg

5,90 €

  • Tiempo de envío 1 - 3 días1

Ademas para uso culinario tiene propiedades que se emplean de las siguientes formas:

 

Beneficios de un baño con sal del Himalaya

Los baños con sal del Himalaya son muy recomendados para aliviar el dolor del reuma, para tratar problemas cutáneos, para revitalizar la piel, relajar y renovar la energía gracias a su alto contenido en minerales esenciales.

 

Es aconsejable prepararnos un baño caliente y relajante, al menos, una vez al mes. De esta forma abriríamos los poros para que los componentes de la sal del Himalaya entraran en nuestro organismo.

 

Al ser un mineral tan puro y libre de químicos, obtendremos grandes beneficios. Para ello, basta con llenar tu bañera y dejar caer 200 gramos de sal del Himalaya. Sumérgete en esta agua curativa durante media hora.

 

Para tratar el acné

Gracias a su acción exfoliante, desintoxicante y sus principios activos tan beneficiosos, la sal del Himalaya es un remedio excelente para reactivar la salud de la piel, eliminando todo tipo de impurezas. Para ello, deberás hacer lo siguiente:

 

¿Qué necesito?

  • 10 g de sal del Himalaya
  • 15 ml de agua
  • 2 gotitas de aceite esencial de rosa mosqueta, ideal para cicatrizar
  • 1 disco de algodón

¿Cómo lo preparo?

  • Solo necesitas un recipiente en el cual mezclar todos estos ingredientes. Una vez hayas conseguido una mezcla homogénea
  • Empapa con el algodón para hacerte una limpieza profunda. Exfolia y permite a la vez que tu piel absorba este remedio.
  • Deja que actúe diez minutos y, después, lávate con agua fresca. Hazlo durante 3 días seguidos y verás qué grandes resultados te ofrece.

Lavados con sal para descongestionar

Si sufres alergias, si tienes la nariz taponada o sufres inflamación de garganta, puedes prepararte una solución a base de sal del Himalaya. La cantidad necesaria para ello sería disolver 9 gramos de sal en un litro de agua tibia. Fácil y rápida de preparar.

Puedes hacerte un lavado con un pequeño recipiente de plástico o incluso hacer gárgaras, en el caso de la garganta. Verás como al poco tiempo sientes un gran alivio.