· 

Copa menstrual, descubre por qué es la alternativa de higiene íntima ideal

Si bien es cierto que los tampones fueron el must have de todo neceser íntimo femenino, hoy han sido sustituidos por las copas menstruales, la alternativa cuya popularidad ha aumentado considerablemente durante los últimos años. Y no es de extrañar, pues son unos artículos más beneficiosos no sólo para las mujeres, sino para el medio ambiente. Piénsalo, entre todas las alternativas que ofrece el mercado, ésta es la más reclamada. Será por algo, ¿no crees? ¡Descúbrelo con Decolores Natur!

Motivos por los que apostar por copas menstruales

Su origen se remonta a los años 30, donde no era nada sencillo dar con dicho artículo. Sin embargo, hoy en día no hay ninguna dificultad a la hora de adquirirlo. A ver, es cierto que se han producido algunos cambios desde su creación, pero las copas menstruales siguen funcionando prácticamente igual.

 

Para aquellas que no lo sepan, gracias a este producto se retiene el fluido de sangre vaginal, pudiendo llegar a ser reutilizado durante un máximo de diez años. Y es aquí donde encontramos uno de los principales motivos de su alta demanda, pues la inversión inicial se amortiza al cabo de pocos meses. 

 

 

Además, al no emplear otros productos convencionales, evitamos las clásicas fases de sequedad o irritaciones debido a su elaboración a partir de químicos. Por otro lado, no podemos pasar por alto el beneficio que acarrea la copa menstrual para el medio ambiente, el cual es protegido al desprenderse menos tampones y compresas.

 

Todo ello, por supuesto, sin olvidar el factor decisivo: la comodidad. Independientemente de la forma y el tamaño de las paredes vaginales de la chica, el dispositivo se adapta a la perfección con una sujeción que evita movimientos. ¡Toma ya!

Cómo utilizar nuestra copa menstrual

En primer lugar, dobla la copa menstrual de la manera que te resulte más cómoda. Mantén esa forma e insértala con el pliegue hacia delante. Este proceso puede ser llevado mientras estás en el inodoro, de pie, agachada o en la posición que te resulte más cómoda. Muchas usuarias nos comentan que la forma más sencilla es sentada, habiendo humedecido previamente con agua el artículo.  

 

Con la experiencia, encontrarás la posición más cómoda de tu copa menstrual. Mientras que unas prefieren colocarla muy cerca del cuello uterino, otras la prefieren cerca de la entrada vaginal.

 

En cuanto a la higienización durante el periodo, basta con vaciar, limpiar y volver a insertar la copa menstrual de dos a cuatro veces al día. No la dejes más de 12 horas sin llevar a cabo este proceso.

 

Ahora que ya conoces a qué se debe la popularidad de este artículo, sabemos que apostarás por él. Ecológico, económico y cómodo. ¿Qué más pedir? Entra en nuestra web y adquiere alguno de nuestros diseños en color rosa y púrpura, los cuales también incluyen bolsa porta copa. ¡Beneficios asegurados!

Escribir comentario

Comentarios: 0