· 

Consejos para tener un pelo sano y bonito

¿Quieres saber cómo proteger el cabello del sol?

En verano el cabello sufre en exceso. Muchas veces no somos conscientes de lo perjudicial que llega a ser el sol, el salitre del mar o el cloro de las piscinas para el cabello hasta que se vuelve quebradizo, se decolora y se termina estropeando. Es necesario conocer cómo proteger el cabello del sol antes de haber sufrido las consecuencias.

 

El sol además de los rayos UV- UVA, tiene muchos factores que contribuyen al deterioro del pelo, si a eso le sumamos el agua salada del mar, el cloro de las piscinas, la arena y el viento, obtenemos la combinación perfecta para dañar nuestro cabello.



¿Cómo proteger el cabello del sol con productos naturales?


Varios son los aceites indicados tanto para proteger el cabello, como para mejorar notablemente su salud. Los aceites de Argán, Almendras dulces, Coco, la manteca de Karité, así como los aceites esenciales de romero y árbol del té tiene múltiples propiedades tanto para la piel como para el cabello, a continuación te explicamos sus beneficios para que este verano luzcas un pelo sano y bonito.

 Y si el pelo ya está dañado, sabrás como tratarlo para recuperar brillo, hidratación y flexibilidad.

 ¿Cómo actúan frente a las agresiones típicas del verano?

Cuatro son las principales causas del daño capilar durante el verano:

 

El sol : por lo que el uso de algunos aceites actúan como protector solar e hidratantes capilares, evitando que el pelo se vuelva seco, encrespado y quebradizo.

 

El cloro : El cabello es poroso, por eso al mojarlo en agua con cloro este entra dentro de la fibra capilar dañando seriamente desde dentro, además algunos componentes del agua de piscinas provocan cambios de color y dañan o eliminan los tintes.

 

El salitre: Al igual que en el caso del cloro, el agua salada penetra en el cabello resecando y modificando su estructura.

 

El viento: La fricción por viento, sumada a los agentes anteriormente mencionados, favorecen la rotura capilar. Mantener el pelo correctamente hidratado y saneado evita el daño.

 

¿Qué aceites utilizar y como?

 Al utilizar un aceite adecuado antes de exponer el pelo a los agentes ambientales que lo estropean conseguimos que dichos aceites penetren en la fibra capilar impidiendo así que posteriormente el agua salada o con cloro puedan hacerlo, evitando en gran medida los daños que causan. El efecto hidratante de estos aceites contribuye además a nutrir e hidratar el pelo para contrarrestar los efectos nocivos del sol y actúan como mascarilla y desenredante que a su vez evita en gran medida los problemas derivados de la fricción por viento.


Aceite de Argán


La vitamina E sumada a los ácidos grasos esenciales hacen que este aceite sea un gran aliado para cuidar el cabello y mantenerlo saludable. Conocido como el oro líquido aporta grandes beneficios.

Cabello brillante e hidratado: Para hidratar naturalmente, reducir la resequedad y lograr un brillo sensacional, simplemente hay que frotar un poco de aceite de argán en el cabello y cuero cabelludo con suaves masajes. Se deja actuar durante 1 hora y se enjuaga como de costumbre.


Cabello rizado: Este tipo de cabello suele ser muy difícil de peinar y tiende al encrespado. Para lograr un buen peinado y estar libre de encrespamiento aplica un poco de aceite de argán por todo el cabello.

 

Puntas abiertas: El cabello maltratado suele hacerse evidente por las puntas abiertas y no siempre queremos cortarlas para solucionarlo. Para cerrarlas, solo tienes que ponerte aceite de argán a diario en las puntas del cabello.

 

Cuero cabelludo: El cuero cabelludo seco tiende a sufrir de caspa, picazón e irritación. Para tratarlo se debe aplicar un poco de aceite de argán, con suaves masajes, antes de acostarse, y lavar al día siguiente.

 

Mascarilla: Mezclar  un yogur natural y dos cucharadas de aceite de Argán hasta conseguir una pasta homogénea y aplícatelo en el cabello durante 20 minutos. Después puedes aclararte el pelo. Los resultados son increíbles.


Aceite de Almendras Dulces


El el aceite de almendras dulces  evita que se queme el cabello y da un brillo natural increíble al instante. Solo tienes que aplicártelo durante 10 minutos y después puedes aclarar el cabello. Es una maravilla, su eficacia es inmediata, y además tiene un olor muy agradable. Es rico en nutrientes, incluyendo ácidos poli insaturados y grasos además de vitaminas E, D, B1, B2, B6 y A. Todos ellos son beneficiosos y permitirán a tu cabello crecer fuerte y saludable.

 


El alto contenido en vitamina E en el aceite de almendras es particularmente beneficioso para el acondicionamiento del cabello. Las almendras dulces pueden usarse de forma segura en aromaterapia, no teniendo ningún efecto secundario. Esto ayuda a la reparación tanto de piel como de cabello.

 

Muchos productos de cuidado capilar añaden aceite de almendras por los beneficios de hidratación y suavidad que proporcionan a la cutícula del cabello, permitiendo que este crezca más grueso, más largo y más fuerte. También se utiliza para dar luminosidad al cabello. Incluso puedes mezclar el aceite de almendras con aceite de té y masajear el cuero cabelludo para incrementar la circulación y eliminar la caspa. Un masaje de forma regular con una combinación de aceites de almendra, romero y lavanda puede ayudar a reducir la cantidad de cabello que se pierde de forma diaria.

 

Usos del aceite de almendras en el cabello

Masajea tu cuero cabelludo con el aceite durante 15 o 20 minutos, luego pasa un poco también por el resto de tu pelo. Deja que el aceite actué al menos durante 45 minutos o vete a dormir hasta el día siguiente. Después acláralo bien y lava tu cabello con normalidad.



Es además un excelente aceite base para utilizar con los aceites esenciales, como decíamos anteriormente, recomendamos su uso con los siguientes Aceites Esenciales:


Aceite esencial de Romero

Se emplea para mejorar el crecimiento del cabello y detener su caída, fortalecer las fibras capilares y nutrir los folículos pilosos. Asimismo, combate las canas e hidrata la barba, el bigote, las cejas…

Normalmente se aplica junto a una toalla húmeda en los cabellos secos, dañados y quemados. Si es muy graso no se recomienda. También puedes añadir unas gotas del aceite a tu champú ya que le aporta nutrientes para cuidar el cuero cabelludo, los folículos pilosos y las puntas abiertas. O utilizar unas gotas diluidas en una mascarilla a base de aceite de almendras.

 


Aceite de Árbol del Té

Existen tres razones por las que no podrás dejar de usar el aceite de árbol de té en tu pelo una vez que lo pruebes, por algo lo recomiendan muchos dermatólogos y peluqueros. Previene enfermedades capilares por sus propiedades:

Es antifúngico, antibacteriano, antiséptico e incrementa las defensas del cuerpo.

 

Hidrata el cabello. Evita que el cuero cabelludo se reseque y te cause picazón.

Evita el desarrollo de la caspa. Ayuda a controlar el exceso de oleosidad que muchas veces provoca o la resequedad causante de la caspa seborreica.


Repele los piojos. El aceite de árbol de te para piojos es muy poderoso, ya que algunos de sus componentes activos actúa como barrera entre la fibra capilar y el piojo, no dejando que este incube sus huevos.

Previene la caída del cabello. Además promueve su crecimiento, ya que ayuda a estimular el flujo sanguíneo y a reducir la inflamación en las células foliculares, encargadas de su crecimiento y renovación

 

Puedes aplicarlo de muchas maneras. Simplemente masajea tu cuero cabelludo con este aceite, de forma regular y suave. Si lo haces periódicamente, te ayudará a prevenir muchos problemas del cuero cabelludo y le proporciona a tu pelo brillo y hermosura.

 

También puedes añadir unas gotas al champú, jabonar masajeando suavemente durante unos minutos y aclarar completamente, o utilizar unas gotas disueltas en el aceite de almendras dulces como mascarilla.


Manteca de Karité


La manteca de karité, por su propiedad hidratante, tiene el poder de nutrir los cabellos que están muy maltratados y secos para mejorar la apariencia de las puntas abiertas, las hebras quemadas o el cabello encrespado y rebelde.

 

Es extremadamente emoliente, garantiza brillo, control y fuerza y asegura la hidratación.

 

Es una excelente fuente de nutrición. La manteca de karité se asegura de que el pelo esté sedoso, suave, con las cutículas revestidas y selladas, reduciendo la porosidad.


Ofrece suavidad extrema, por lo que se considera el mejor acondicionador natural que puedas usar. Devuelve la vitalidad al cabello rizado, regenerar las hebras y mejorar la textura porosa causada por los tintes o la decoloración. Si tienes el cuero cabelludo muy graso, utiliza la manteca de karité únicamente del medio a las puntas.

 

El uso de la manteca de karité en el cabello

Para el cabello extremadamente seco y quebradizo: Después de lavarte el cabello con normalidad, elimina el exceso de agua y aplica manteca de karité en todo el cabello, evitando el cuero cabelludo. Precaución: Cuidado con la cantidad, ya que en exceso puede provocar que los pelos estén más pesados de lo habitual. Colócate un gorro de ducha y deja actuar durante 30 minutos. A continuación, sólo enjuaga con agua muy caliente.

 

Para cabello normal a seco: Después de lavar eliminar el exceso de agua. Añadir un poco de manteca de karité en la mascarilla favorita (calentar dos cucharadas y añadir al bote de la habitual) y aplica en largos y puntas, evitando el cuero cabelludo. Colócate un gorro de ducha y deja actuar siguiendo las instrucciones de tu mascarilla. A continuación, sólo enjuaga con agua muy caliente.

 

La manteca de karité es eficaz para calmar el picor del cuero cabelludo y la caspa.

Tiene cualidades antiinflamatorias y se absorbe en la piel sin dejar un residuo grasiento u obstruyendo los poros.

 

Es rica en vitaminas A y E, que alivian la sequedad y reparan las puntas. Por lo tanto, es extremadamente eficaz en el alivio de cuero cabelludo seco, dermatitis, eczema y psoriasis. Es muy eficaz en el bloqueo de la humedad sin dejar el cabello graso o pesado. La manteca de karité es ampliamente utilizada en el tratamiento del pelo rizado, debido a sus cualidades emolientes. Muchos tratamientos químicos, tales como planchas para el pelo, rulos y permanentes, son responsables de quitar la humedad natural de este tipo de pelo. La manteca de karité puede ayudar a restaurar la humedad perdida.

 

La manteca de karité proporciona protección al cabello contra los radicales libres dañinos en el aire, el agua y las condiciones climáticas adversas, tiene una baja cantidad de FPS, que es suficiente para proteger el cabello del daño causado por la radiación solar y ultravioleta, y reparar el daño que ya ha sido causado por el sol y el clima. Esto se debe en gran parte al hecho de que, una vez absorbida por las capas del cabello, la manteca protege del calor y hace que cualquier otro material perjudicial se “resbale” a lo largo del pelo. Esto es particularmente beneficioso para el pelo teñido o con alisados progresivos. También protege el cabello de la sal y el cloro cuando se aplica antes de nadar.

  

Hidratación profunda del pelo: aplica un poco de manteca de karité en el pelo, recógelo y envuelve la cabeza en papel film, luego aplica aire caliente con el secador para que el calor permita que la manteca penetre  y el efecto sea mucho más potente. Déjalo actuar un rato y lava tu cabello como de costumbre con champú, no apliques acondicionador. Si prefieres, al salir de la ducha enjuaga con agua fría para activar el brillo.

 

También puedes hacer un tratamiento hidratante acompañándola con aceite de argán. Derrite 1/4 de taza de manteca de karité en baño de María con media taza de aceite de argán, mezcla bien y espera a que se enfríen. Luego mezcla con aceite esencial de tu preferencia. Aplica en tu cabello dejando reposar durante media hora. Enjuaga con abundante agua fría.


Aceite de Coco


El aceite de coco ha sido utilizado como aceite del cabello durante miles de años, y ha demostrado resultados notables. Ciertos componentes del aceite de coco mantienen el pelo fuerte, nutrido y protegido de los efectos del envejecimiento prematuro, como calvicie y pérdida de cabello. 

Beneficios del Aceite de Coco para el Cabello

 

Aceite de coco como pretratamiento: manera de aplicarlo que ayuda a nutrir el pelo de la raíz a las puntas. Echarlo directamente sobre el pelo y dejarlo unos 30 minutos. Luego, eliminarlo con un lavado normal.

Tratamiento diario efecto mojado: sobre todo si tienes el cabello rizado, resulta interesante esta forma de aplicarlo. Pon un poco de producto en tus yemas y aplica en las puntas. 

Como sellador de puntas: al aplicar aceite de coco recuperamos las puntas , ideal cuando se abusa de tratamientos térmicos y alisados.


Anticaspa

El aceite de coco contiene ácido láurico, componente fundamental a la hora de luchar contra las bacterias. Ayuda a mantener nuestro pelo libre de todos los males que causan estas, especialmente la caspa. 

Para aumentar su brillo

El aceite de coco es un aliado natural en el que confiar, al tiempo que sacamos partido de todos los demás beneficios que tiene.

Como acondicionador

Si eres de las que ama la cosmética natural, el aceite de coco puede convertirse también en un acondicionador natural que alise las fibras e hidrate en profundidad, que al fin y al cabo es lo que le pedimos a un buen acondicionador.

Para evitar el encrespamiento

Puedes usarlo justo después del lavado, como tratamiento sin enjuague, y luego secarlo de la forma habitual.

Protección del daño por el sol

Uno de los talentos más impresionantes del aceite de coco es la habilidad de proteger el cabello y la piel del sol. Contiene naturalmente un factor de protección solar, o SPF,  10.

 

Es una buena manera de evitar los productos de protección solar, los cuales pueden contener fragancias tóxicas, disruptores endocrinos y potenciadores de penetración.

 

Aplica una pequeña cantidad sobre tu cabello, cuero cabelludo y cepilla.


Protección contra el daño del cloro

Tanto pasar mucho tiempo bajo el sol como el cloro de las piscinas pueden causar cambios inesperados en el color de tu cabello.

Los cabellos que son naturalmente más claros pueden volverse verdes como resultado del cloro, y en los cabello teñidos pueden desvanecerse el color o tomar un tinte diferente.

 

Puedes prevenir este efecto al tratar tu cabello con aceite de coco antes de entra a la piscina. Moja tu cabello para abrir los folículos del cabello. Luego aplica una cucharada de aceite de coco sobre el cabello y el cuero cabelludo. Debido a que el aceite de coco es hidrofóbico, el agua con cloro será repelida. Tal vez necesites lavar con champú el exceso de aceite tras la piscina.

El aceite de coco tal vez no sea la mejor opción para el cabello teñido de rojo; puede causar que se desvanezca el color.

Otros colores de cabello no debería experimentar este efecto.

 

Protege del daño por agua salada

Nadar en el mar puede resultar en un cabello seco y agotado. Puedes usar el mismo pre-tratamiento recomendado para prevenir el daño por el agua con cloro.

 

Protege el daño por el viento

Practicando deporte, caminando por la playa, o cualquiera de las actividades del verano involucran una gran cantidad de viento.

Recomendamos usar aceite de coco como un desenredador diario para ayudar a disminuir el daño causado por la exposición al viento. Frota una pequeña cantidad de aceite de coco en tus palmas y pásalas suavemente por tu cabello. Comienza con un poquito de aceite e incrementa la cantidad si es necesario. Es más fácil añadir más aceite que quitarlo si empieza a verse demasiado grasoso. Deja actuar unos minutos y cepilla.

No solo este tratamiento sellará la cutícula para suavizar el cabello y revertir el daño por el viento, sino que también prevendrá más nudos.


Pero recuerda, cualquier tratamiento para proteger de la exposición solar no implica un 100% de protección, por lo que como siempre te recomendamos utilizar otras precauciones, como el uso de gorros, gafas y prendas con las que cubrirse, sobre todo durante las horas centrales del día, cuando el sol es más dañino.


Sobre los productos mencionados en este artículo



Puedes encontrar todos los productos mencionados en nuestro apartado de la tienda dedicado al cabello.

Estos productos harán que tu pelo luzca sano y bonito durante todo el año, y se utilizan tanto para mujer como para hombre, por sus excelentes propiedades.