· 

¿Quieres un bronceado sano y natural este verano?

Cómo conseguir una piel sana con un bonito bronceado de forma natural.


Carencia de vitamina D debido a la falta de exposición al sol: La deficiencia de vitamina D se relaciona con muchos tipos de cánceres incluidos los tipos más mortales de cáncer, problemas durante el embarazo  (preeclampsia, diabetes gestacional, parto prematuro) y esta carencia está relacionada con muchos otros problemas de salud, como la osteoporosis, artritis, dolores musculares, propicia las enfermedades pulmonares, favorece la depresión...

 

Os vamos a dar unos sencillos consejos para que vuestro organismo se pueda beneficiar de la necesaria exposición al sol sin sufrir los efectos negativos de los rayos perniciosos y sin necesidad de utilizar cremas solares con ingredientes poco seguros. Es importante leer detenidamente los consejos sobre medidas de protección adicionales que encontraréis en el artículo, dado que el cuidado natural que detallamos solo tiene un factor de protección solar medio/bajo, por lo que no se puede utilizar como método único de protección.

Preparación de la piel antes de la exposición solar


Limpiar e hidratar la piel en profundidad

Peeling: para lucir una piel radiante este verano y atrapar lo mejor del sol, es importante preparar la piel de forma adecuada. Para asegurarnos un bronceado seguro, uniforme, saludable y duradero, debemos limpiar nuestra piel en profundidad. Para ello es aconsejable realizar un peeling exfoliante que elimine las células muertas y secas de la superficie de la piel.  Al realizar una limpieza profunda, la piel podrá absorber mejor los productos cosméticos, como las lociones hidratantes y los regeneradores post solares.  Debemos realizar el peeling a conciencia y con paciencia en el baño o la ducha. Siempre con la piel humedecida. Nunca tomes el sol directamente después de un peeling (corporal o facial). Es muy importante esperar unas horas para dejar que la piel reponga sus defensas naturales. 

 

LAS ESPONJAS DE LUFFA

De origen vegetal, en forma de esponja o de guante de masaje opera maravillas en la piel. Sus propiedades exfoliantes embellecen la piel, pero sobre todo el luffa actúa sobre la circulación y las zonas de acumulación de grasa.

UN INSTRUMENTO DE MASAJE

Utilizado como esponja para el baño, el luffa está dotado de propiedades exfoliantes que limpian la piel con suavidad y elimina las células muertas.


Su acción en profundidad actúa sobre las circulación de la sangre. De esta forma la piel respira mejor y se vuelve más sedosa y aterciopelada.

Generalmente, el luffa se moja antes de su uso para ablandar la textura del guante o de la esponja de masaje, y se utiliza también con jabón. El masaje se efectúa en movimientos circulares sobre todo el cuerpo, comenzando por los pies, luego las piernas y el vientre. Para las nalgas, los movimientos se efectúan de forma vertical hacia arriba.

La frecuencia de uso de un luffa depende del tipo de piel, ciertas partes del cuerpo pueden ser tratadas a diario, y otras una vez a la semana.

Es una esponja corporal de altísima calidad que deja la piel límpia, lisa y aterciopelada. Su uso regular en el baño o ducha, exfolia la piel, eliminando las células muertas, ayudando a mantener los poros abiertos y estimulando la circulación de la sangre.

 

Paso 1

Empapa la esponja vegetal a fondo y ablanda.

Paso 2

Añade un poco de  jabón y aprieta la esponja para repartirlo.

Paso 3

Frota la piel con la esponja con movimientos circulares desde el pecho hasta los tobillos. La presión necesaria para hacer un buen peeling corporal dependerá de las preferencias personales. No es necesario hacer un masaje muy intenso si se utiliza en la ducha diaria, día tras día la piel irá eliminando células muertas y mejorando su apariencia al activar la circulación con su uso.

Paso 4

Aclarar los restos de jabón sobre el cuerpo con agua fría, para cerrar los poros. Si lo que buscamos es calmarnos y relajarnos con un baño o ducha antes de irnos a dormir, conviene que el aclarado se haga con agua caliente o tibia.

 

Mantenimiento de la esponja de luffa

 

Enjuaga la esponja bajo el chorro de agua tibia y limpia.

Aprieta periódicamente la esponja bajo el chorro hasta que el agua salga clara.

 

Este proceso elimina tanto los restos de jabón como las células muertas que pueden haber quedado en la esponja.

 

Puedes envolver la esponja en una toalla y apretar para eliminar el exceso de agua acumulada en la luffa. Cuélgala a secar en un gancho o déjala sobre una superficie que permita que el aire circule por todos los lados de la esponja vegetal.

 

Si la esponja no se enjuaga y se deja secar correctamente entre usos, se convertirá rápidamente en un caldo de cultivo para las bacterias, que se acumulan en las grietas de la esponja. De vez en cuando seca la esponja en el microondas, esto evita, como en cualquier otra esponja, la proliferación de bacterias.


Hidratación

 

Después de realizar el peeling es muy importante hidratar la piel, para ello puedes utilizar una crema hidratante que contenga  Aloe Vera  ya  que es la planta por excelencia para el cuidado de la piel, pues la hidrata, la suaviza, la limpia y la regenera y además tiene la capacidad de penetrar en las capas más profundas de la piel.

 


BATIDO ANTIOXIDANTE PREPARACIÓN SOLAR

Una dieta rica en antioxidantes ayuda a proteger la piel de forma natural, así que para lucir una piel bonita especialmente en verano debemos tener en cuenta más que nunca comer frutas, verduras, hortalizas, legumbres, frutos secos…

Os proponemos un batido natural para mantener la piel protegida, cuidada y bronceada:

      • 1 zanahoria.
      • 1 tomate.
      • 1 naranja.

Este buenísimo batido activa la melanina y previene el envejecimiento celular y protege la piel ya que contiene antioxidantes, betacarotenos, vitaminas A y C.

Cuidados durante la exposición solar


 

A la hora de recibir el sol en nuestra piel nos planteamos si tiene sentido prevenir el cáncer untándonos con bloqueadores solares que, en su mayoría, contienen ingredientes sospechosos de ser cancerígenos o disruptores hormonales, como retinol palmitato u oxibenzona, entre otros.

Si encuentras alguno de estos ingredientes en tu protector solar (no se trata, ni mucho menos, de una lista exhaustiva), hazte un GRAN favor y deshazte directamente de él:

        • Ácido paraaminobenzoico (PABA)
        • Octisalato
        • Avobenzona
        • Oxibenzona
        • Cinoxato
        • Padimato-0
        • Dioxibenzona
        • Fenilbenzimidazol
        • Homosalato
        • Sulisobenzona
        • Metil antranilato
        • Trolamina salicilato
        • Octocrileno
        • Metilisotiazolinona
        • Parabenos

Fuente PROTECTORES SOLARES Y TOXICIDAD

Palmitato de Retinol (es una de las formas de Vitamina A que, según la CNN, puede aumentar el riesgo de cáncer cuando se aplica en la piel expuesta al sol. Está presente en el 41% de las cremas solares.

Oxibenzona: Otro de esos elementos estrella en las cremas y candidato a ganar el premio al más tóxico. Está presente en el 56% de las cremas solares y se lo relaciona con endometriosis y todo tipo de disfunciones endocrinas.

Otros: Homosalato, 4-Metil-bencilideno Alcanfor (4MBC), Octil-Metoxicinamato y Octil-Dimetil-PABA

Fuente :  Vida Naturalia

 

El sol es nuestro mejor aliado para sintetizar vitamina D, que es imprescindible para una buena salud ósea y muscular, además de ayudar a prevenir distintos tipos de cáncer, depresión, enfermedad de Crohn, riesgos en el embarazo... o a mejorar enfermedades cardíacas, diabetes, autismo, alzheimer, disfunciones cerebrales, infecciones, dolores...

 

Cada vez hay más controversia al respecto de las cremas protectoras solares convencionales, encontraremos desde estudios que ponen en duda su eficacia para prevenir ciertos tipos de cáncer de piel, o que relacionan el uso de estas cremas con un aumento del riesgo de padecer cáncer, hasta otros tantos que aseguran justo todo lo contrario.

En lo que sí parece que están de acuerdo todos es en que hay que proteger la piel de los daños por radiación solar.

Además del protector solar sobre la piel, hay algunas pautas importantes a seguir para evitar daños por el sol:

  • Exposición progresiva para acostumbrar la piel, producir melanina de forma natural y evitar quemaduras.
  • Evitar las horas centrales del día.
  • Llevar una dieta rica en alimentos antioxidantes, como hortalizas y frutas crudas, cereales integrales, legumbres, frutas y frutos secos, plantas medicinales, germinados... contribuye a activar la propia capacidad autoprotectora del organismo.
  • Según el EWG (Enviromental Working Group), las camisas, sombreros y gafas de sol, son la mejor protección.  

Cómo hacer cremas solares caseras

Aceites esenciales como por ejemplo  lavanda que resulta de gran ayuda para la piel a la vez que protegen.


Elaboración:

 Pon al baño María la manteca de cacao o la de karité, cuando se derrita retíralo y añade el aceite que hayas elegido y mezcla bien. Añade el aloe vera y si lo deseas el aceite esencial (entre 30 y 50 gotas).  Así te quedará una consistencia más sólida.

Si quieres una consistencia de un aceite simplemente mezcla alguno de los aceites con el aloe vera y con un aceite esencial.

Es recomendable volver a aplicar después de nadar o sudar, y cada 2 ó 3 horas

Almacene en un lugar fresco, seco o en el refrigerador

.

Una forma más rápida de hacer un protector solar:

-Simplemente aplicando aceite de coco, almendras o jojoba directamente podemos proteger nuestra piel. Opta siempre por aceites sin refinar, obtenidos por presión en frío y ecológicos.

-Aplicar directamente gel aloe vera natural sobre la piel.


PREPARAR NUESTRO PROTECTOR SOLAR EN CASA: OTRAS IDEAS 
Las siguientes propuestas de protectores solares naturales pueden ayudar a evitar quemaduras, siempre y cuando observemos las pautas expuestas arriba, y no las utilicemos como único método de protección y de prevención, ya que su FPS generalmente será medio-bajo. 

No obstante, tienen la contrapartida de ser ingredientes ricos en cualidades terapéuticas para la piel, a la vez que muchos de ellos contribuyen a activar la propia capacidad autoprotectora del organismo, y protegen en cierto grado, pero dejando pasar la "vitamina" del sol.

 

4 Formas de Preparar un Protector Solar Natural:

 

1~ ACEITE VEGETAL

2~ ACEITE VEGETAL + ACEITE ESENCIAL

3~ ACEITE VEGETAL + ALOE VERA

4~ ACEITE VEGETAL + ALOE VERA + ACEITES ESENCIALES

 

Factor de Protección Solar de las sustancias naturales (FPS)

Ingrediente Básico: ACEITES VEGETALES

Es importante utilizar aceite virgen puro, 100% natural, mejor si es extraído en frío y ecológico, pues cuanto más procesado sea, menor capacidad protectora tendrá ya que habrá perdido buena parte de sus principios activos y propiedades.

 

  • Aceite de coco FPS 10
  • Aceite de almendras FPS 4
  • Aceite de jojoba SPF 4
  • Aceite de gérmen de trigo FPS 20
  • Manteca de karité  FPS 10

A destacar el aceite de coco, tradicionalmente utilizado, por el conjunto de sus propiedades, como protector solar en distintas partes del mundo. 


 

Ingrediente Opcional: ACEITES ESENCIALES

Algunos aceites esenciales añadidos a un líquido vehicular poseen factor de protección solar (estudios realizados in vitro), además de propiedades para cuidar la piel, por lo que se pueden echar al aceite vegetal escogido para reforzar la fórmula. La cantidad de aceite esencial puede oscilar entre 20 y 60 gotas (en total del aceite o aceites escogidos) por cada 100 ml. de aceite vegetal. 
En este caso también es muy importante que sean aceites esenciales de calidad, 100% puros y extraídos por arrastre de vapor de agua, pues si no es así, probablemente el producto no tendrá las características esperadas.

      • Aceite esencial de lavanda FPS 5
      • Aceite esencial de eucalipto FPS 2
      • Aceite esencial del árbol del té FPS 1

A destacar  el de lavanda, excelente para la piel, uno de los aceites esenciales estrella contra quemaduras... o el de menta por la sensación refrescante que aportará al preparado. No utilizar aceite esencial de limón por que en la exposición al sol puede provocar pigmentación y manchas en la piel.

Las mujeres embarazadas y los niños pequeños deben consultar con un profesional antes de usar aceites esenciales. 

 

ALOE VERA

El aloe vera también puede formar parte de nuestra fórmula para proteger la piel del sol, ya que contribuye a bloquear tanto rayos UVA como UVB y con esa finalidad ha sido utilizado de forma tradicional.

 

Una forma práctica de aplicarlo es mezclando el gel puro recién extraído de la planta con nuestro aceite vegetal, bien sea a partes iguales, o una tercera parte de aloe con dos terceras partes de aceite. Si vamos a utilizar el gel directamente de la planta, será recomendable hacer poca cantidad cada vez, ya que con el paso de las horas el aloe irá perdiendo potencia.
Los aceites esenciales son opcionales para reforzar la fórmula.


 

 ALGUNAS RECETAS COMO EJEMPLO
El procedimiento de preparación es sencillo: mezclar, agitar y usar. Guardar en envase de cristal oscuro alejado de fuentes de calor.

  1. Aceite de coco (50 ml.) + aceite esencial de lavanda (30 gotas).
  2. Aceite de almendras (10 ml.) + gel de aloe vera (10 ml). 
  3. Aceite de almendras (50 ml.) + aceite esencial de menta (15 gotas).

Modo de uso:

Aplicar como normalmente haríamos con cualquier aceite protector solar, agitar bien antes de su uso.
Al ser un producto totalmente natural es preferible hacer cantidades pequeñas que vayamos a utilizar en unos días o pocas semanas, y volver a prepararlo de nuevo cuando haga falta.

 

Insistimos en que estas cremas contribuyen al cuidado de la piel, a su hidratación, pero no sustituyen a cremas con índice de protección solar alto, por lo que si optas por su empleo deberás además tomar precauciones extras como no exponer la piel al sol en las horas centrales del día, utilizando prendas y sombreros que eviten quemaduras.

Aloe Vera para las Quemaduras Solares

 

Demasiada exposición al sol puede causar serios daños a su piel, dejándola deshidratada, arrugada, envejecida e incluso desarrollar cáncer en la piel. Así que a pesar de que sabemos que hará su mejor esfuerzo por proteger su piel del daño del sol   si termina con dolor, inflamación, quemadura, quemazón, ampollas y escamas —puede encontrar algún alivio utilizando una buena capa de aloe vera.

 

Empaparse en gel de aloe vera proporcionará una refrescante explosión de alivio en la piel quemada por el sol. El aloe vera puro fomentará el proceso de curación.


Algunas propiedades de los productos recomendados

Puedes ampliar información sobre cada producto pinchando en el botón correspondiente

 

ACEITE DE ALMENDRAS DULCES

 

Aunque el aceite de almendras solo un posee un FPS de 5, es una fuente rica de vitamina E, lo que significa que si quiere tener una piel con aspecto más suave y joven, el aceite de almendras puede ser el secreto para otorgarle brillo, suavidad y flexibilidad.

 

 

 

ACEITE DE GÉRMEN DE TRIGO

 

Menos conocido que los otros aceites nombrados en este artículo, el aceite de germen de trigo proporciona un fabuloso FPS de 20 cuando se trata de protección solar. También es rico en vitamina E y produce los suficientes antioxidantes como para reparar el daño ocasionado por el sol en la piel.

ACEITE DE COCO

 

 

El aceite de coco es un fabuloso aceite multipropósito que deberíamos tener en nuestras casas cuando se necesite para cualquier uso - bañarse, lavarse el cabello o proteger su piel del sol. Puede aplicarse por vía tópica después de ducharse en la mañana antes de exponerse al sol. También puede aplicárselo en el cabello para protegerlo de los daños del sol.

ACEITE DE JOJOBA

Se utiliza  para tratar la piel seca y escamosa. Son estos beneficios medicinales los que lo hacen seguro y útil como un hidratante para la piel. Sin embargo, cuando se trata de protegerse del sol, el aceite de jojoba contiene ácido mirístico, un tipo de ácido tetradecanoico o ácido graso saturado que ofrece protección suave contra el sol. Aporta vitamina E, cerámidas y ácido linoleico a la piel. Mejora su firmeza y elasticidad y es perfecto como agente antiarrugas y contra el envejecimiento cutáneo.

 

 

MANTECA DE KARITÉ

 

Esta está indicada principalmente para las pieles deshidratadas y sensibles porque es un excelente emoliente y agente reparador que ayuda a combatir las arrugas y grietas de la piel, a la vez que le devuelve la elasticidad.